«

»

Sep 19

nep Uggs c&a

El Ayuntamiento de Elda le nombró ‘Hijo adoptivo’ en 2007 por su contribución para exportar el ‘made in Spain’ y reforzar el pujante sector del calzado, que integran 1.500 empresas y 25.000 trabajadores en España. Él, corresponde al halago y pasa medio año en esta población alicantina de 53.000 habitantes, muchos de ellos artesanos de la piel, a la que llegó en 1971.Buscaba un lugar donde continuar el trabajo en el que le inició su padre, Seymour Weitzman, dueño de una fábrica de zapatos de Massachusetts. Aquel pequeño negocio familiar que cogió junto a su hermano en 1965, ha crecido con más de cien tiendas en todo el mundo, incluida la única que tiene en España, en Barcelona, y puntos estratégicos de venta como los almacenes Harrods de Londres.Además del ‘showroom’ de Manhattan, la sala donde Weitzman expone las novedades (idea 400 modelos distintos cada temporada) y que ha decorado con 3.000 pelotas de ping ping sobre azulejo veneciano. Una extravagancia disfrazada de afición, él que ha visto tantas (extravagancias).

«Durante una visita a Australia, Kate Middleton subió a una colina con unas sandalias mías de ocho centímetros. Unos días después fue fotografiada en una playa con las mismas sandalias. ¡No sabía que tuvieran un uso tan deportivo!».Acudió a la última gala de los Oscar con estas sandalias ‘nudist’, el modelo más vendido. Cuestan entre 375 y 398 euros.Acudió a la última gala de los Oscar con estas sandalias ‘nudist’, el modelo más vendido. Cuestan entre 375 y 398 euros.La futura reina de Inglaterra es una de sus mejores clientas, aunque se guardan bien de desvelar qué zapatos prestan, cuáles regalan y cuántos venden. «Tiene unos azules de cuña de corcho que cuestan 395 euros y que ha utilizado hasta la saciedad, casi siempre con looks más informales. Es fantástico porque Kate Middleton tiene una buena imagen, muy fresca, y se ha convertido en un icono de la moda en Estados Unidos», cuenta una responsable de la firma.

Profeta en su tierra de adopción, Weitzman también tiene una clientela VIP en España: Paula Echevarría, Cayetana Guillén Cuervo, María León, Dafne Fernández, Macarena Gómez… «Barbara Lennie, ganadora del Goya a la mejor actriz en 2014 por ‘Magical girl’, llevó una sandalia ‘nudist’ en dorado a la ceremonia».Muchas, aunque si tengo que elegir una, me quedo con Beyoncé. Una vez me dijo: ‘He bailado mil millas con tus zapatos. Son tan cómodos como bonitos’ -cuenta el diseñador, que ahora está en Los Ángeles, su otra casa-.La actriz mexicana lució en los Oscar de 2002 las ‘sandalias del millón de dólares’, las más caras que ha fabricado Weitzman. Eran de platino y estaban decoradas con 464 diamantes.