«

»

Dic 20

Ugg 3 button

Una vez superado el impacto estético, Estelle se mostró vivaracha y con las hechuras de princesa que se esperaban de ella. Conquistó a todos, fotógrafos y asistentes. Aplaudió divertida la música que la guardia interpretaba en honor de su madre, les estrechó la mano cuando agachaban su penacho ante ambas, jugó a los arrumacos, se quitó el gorro, saludo a los suecos (ella los podría llamar “súbditos”) que se acercaron hasta palacio a felicitar a su princesa heredera, y,Ugg 3 button como en las leyendas, llegaron hasta palacio con sus regalos, ramos floridos y tartas de diseños imposibles.La cita permitió, además, conocer a la segunda cuidadora de la princesa Estelle, que se mantuvo en un discreto segundo plano, pero atenta a la niña durante el acto.

Vestida con un pantalón vaquero y una chaqueta negra,Katie, australiana de 23 años, comparte las tareas de formación y juegos de Estelle con la nanny sueca Adeline Petersson, aunque será ella quien se ocupe de su formación primaria y de enseñarle la lengua inglesa.Pero,Ugg 3 button ni los abrigos púrpura ni las gracias de Estelle ni la presencia de Katie fue suficiente para paliar una ausencia, la del príncipe Daniel. Victoria explicó que andaba ocupado; sin embargo, es extraño que el día de su santo no pose junto a su mujer y su hija en el patio de palacio como venía haciendo los últimos años.

Las sospechas acerca de su salud son cada vez más intensas entre sus conciudadanos.Ugg 3 button Desde el pasado verano se viene publicando en la prensa europea que el riñón que su padre le donó en 2009 podría no estar respondiendo como se esperana. El público no halla otra explicación a que Estelle, que ya ha cumplido tres años el pasado febrero, y que celebró con un espectacular posado en la nieve, aún no tenga un hermano ni se le espere.