«

»

Dic 21

Ugg 41

Se escuchan sus pasos porque tiene un andar firme y también muy femenino.Cuando estás delante de ella,Ugg 41 impacta siempre su presencia, definitivamente pulida, y su estatura, más alta de lo que se puede adivinar en sus fotos. Y después de su belleza, encanta aún más la manera afectuosa que tiene de aproximarse. No lleva una sola gota de maquillaje, viste vaqueros que parecen hechos a medida en una tienda de Nueva York que John Travolta y ella comparten, y unas botas de Jimmy Choo que ella misma certifica de dos temporadas atrás.

Comenta las flores que han llegado de esta revista agradeciendo la sesión de fotos, indica exactamente el jarrón donde quiere colocarlas, se instala en la supermasculina y elegante butaca Eames y empieza a preguntar sobre lo que está pasando en el país, en la ciudad,Ugg 41 en mi vida y en la de otros amigos en común, informada de todo pero con avidez de más detalles, más verdad, más información. Tiene una opinión para cada cosa, desde Sarkozy hasta Obama, un fenómeno que ha seguido intensamente. “Tú sólo piensa que en un momento dado este hombre puso de acuerdo a la mayor parte de Estados Unidos: hispanos, orientales, anglosajones y gente de color”.

Hoy se muestra desanimada ante la pérdida de fuelle del presidente norteamericano. “¡Para qué vamos a hablar de política…!”, se medio excusa, dibujando la sonrisa con la que termina la mayoría de sus frases. Boyer entra en la biblioteca y, de inmediato, la química cambia en la habitación. Se gustan muchísimo,Ugg 41 se divierten juntos, siempre tienen algo que recordar y compartir. Boyer comenta la poca iluminación que Isabel dispone en toda la casa, a ella le encanta que el ambiente sea acogedor. “Puedes quedarte ciego”, bromea dispuesto a dejarnos solos para esta entrevista.