«

»

Oct 30

Ugg black friday

“Recuerdo también el caso de una compañía de seguros en Hartford (Connecticut), que en cierta ocasión, cuando los precios de las casas estaban bajando mucho y la gente se apresuraba a venderlas, ofreció a los vecinos un seguro que les daba derecho, durante los dos años siguientes, a venderle a la compañía su casa al 95% del precio que tenía en el momento de suscribir la póliza. Aquella póliza eliminó el temor a que las casas siguieran bajando de precio y, en consecuencia, hizo que cesaran de golpe las ventas, lo que estabilizó el mercado”.Me reconoce, no obstante, que sólo sería sensato ofrecer esa opción de venta (put) cuando los precios de las casas están ya muy bajos:Ugg black friday la actitud de la compañía de seguros sería una locura tras una burbuja inmobiliaria como la vivida hasta 2007 en Estados Unidos y muchos otros países, en tanto los precios sigan sobrevalorados.

En su “Estrategia del conflicto”, Schelling señala que en los conflictos a veces la incertidumbre e imprevisibilidad tiene efectos beneficiosos, pues hace a la gente más prudente. Así, por ejemplo, si quien está pensando en atacar a un rival sabe que éste no podrá controlar plenamente su respuesta y hay riesgo de que se le vaya de las manos y termine siendo brutal (the threat that leaves something to chance), se lo pensará muy mucho antes de iniciar su ataque.Ugg black friday En un razonamiento parecido han basado tradicionalmente los Bancos Centrales su “doctrina de la ambigüedad” sobre si saldrán o no en socorro de una entidad financiera en apuros: el miedo a quebrar si no reciben ayuda hará que las entidades financieras redoblen la prudencia y que no sucumban al “riesgo moral” o “riesgo inducido” (moral hazard).Le pregunto, por ello, si considera que la decisión de la Reserva Federal y del Tesoro el pasado septiembre de no ayudar a Lehman Brothers y dejar que quebrara pudiera verse como un intento de preservar esa deliberada ambigüedad de las ayudas públicas y evitar que las entidades financieras las consideren seguras en el futuro.

“Es cierto que el riesgo moral puede ser peligroso. Pero no creo que mi teoría sobre el riesgo de escalada incontrolada de los conflictos resulte aplicable al mercado financiero y al caso de Lehman. No conozco los detalles de la crisis de esa entidad, pero la Reserva Federal está haciendo un gran esfuerzo por preservar la confianza en las instituciones financieras”. “Por desgracia, el clima de crisis financiera y las perspectivas de pérdidas de empleo están produciendo una falta de confianza cada vez más profunda, que hace que la gente restrinja el consumo. Nos lo decía recientemente nuestro jardinero [en el barrio de Bethesda, junto a Washington D.C.,Ugg black friday donde vive el matrimonio Schelling]: está viendo cómo le está bajando el trabajo y ha decidido recortar gastos drásticamente”.