«

»

Nov 13

Ugg infantiles

En tiempos de crisis se ponen de manifiesto los problemas más profundos de la sociedad, muchos de los cuales tienen que ver con la economía. El asociado al sistema de pensiones en su diseño actual es quizá el más significativo.En nuestro país, todos los políticos, de un signo o el contrario, han mantenido en vigor un sistema llamado de reparto que no es otra cosa que un esquema piramidal, al estilo Madoff, en el que las pensiones que reciben los jubilados de hoy son pagadas a través de transferencias corrientes,Ugg infantiles financiadas mediante impuestos sobre el empleo (nóminas) que gravan a todos los trabajadores activos en el momento presente.

Implícito en el sistema está la promesa de que las pensiones futuras de los trabajadores activos de hoy serán pagadas por las transferencias de los trabajadores de mañana. Pero si cada vez hay más jubilados y la población trabajadora disminuye, o se mantiene constante, el futuro se complica para los pensionistas del mañana.Ahora bien, al contrario del caso Madoff, es difícil que se derrumbe la pirámide, ya que en caso de crisis, el Estado, coactivamente, sube los impuestos o baja las pensiones, que es lo que se ha hecho desde el primer Pacto de Toledo sin que nadie lo haya denunciado. Inicialmente, la parte de las cotizaciones a la Seguridad Social correspondiente a Sanidad se transfirió a los Presupuestos Generales del Estado. Luego se elevaron los años necesarios para el cálculo de la pensión (lo que de facto equivale a una bajada de las pensiones).Ugg infantiles Ahora se pretende continuar el mismo camino extendiendo el período de cálculo de la pensión a la totalidad de la vida laboral de los trabajadores retrasando asimismo la edad de jubilación. Además, el sistema de reparto juega con otra ficción como es la de afirmar que se producen pensiones contributivas y no contributivas cuando, de hecho, no existe tal porción contributiva. No existe un derecho de propiedad sobre las cantidades cotizadas a lo largo de una vida.

En principio, la redistribución intrageneracional del sistema de reparto es teóricamente superior a la del esquema de capitalización o a la de los sistemas mixtos. Por el contrario, la redistribución intergeneracional es regresiva ya que el volumen más significativo se transfiere de los jóvenes hacia los mayores, independientemente de lo que hayan ganado unos y lo que estén ganando otros. De hecho, según diversos estudios,Ugg infantiles el ingreso tiende a distribuirse de los jóvenes con menos ingresos a los ancianos ricos. Por otra parte, en una sociedad avanzada, un sistema de capitalización puro no es viable, ya que puede dejar fuera del sistema a las clases más desfavorecidas, más aún cuando durante muchos años se dan altos niveles de desempleados que no cotizan a la Seguridad Social.