«

»

Sep 20

Uggs discount code

Ziyi Zhang, estrella de la película ‘El Trigre y el Dragón’ (2000), nominada a diez Oscar, quería unas sandalias de tacón alto súper sexys para llevar con un vestido muy atrevido. Cuando su madre llegó de China para la gala me regañó porque dejaban ver el pie desnudo de su hija. No le importaba que el vestido fuese muy sugerente, pero los zapatos… Es una diferencia cultural. En cuarenta y ocho horas le fabricamos unos zapatos de salón apropiados.Por cierto, Michelle Obama, pese a lo que se dice por ahí, no le ha comprado jamás un par a Weitzman. Prefiere aclararlo porque no le hace falta publicidad extra (ni engañosa), que tiene excelentes embajadoras. «Sharon Stone me dijo: ‘Son las alpargatas más cómodas que jamás he llevado’. Le conté la anécdota a un periodista y se convirtió en titular del periódico ‘USA Today’».

Stone lo dijo como una gracia, porque actualmente la imagen de marca es Gisele Bundchen. Weitzman buscaba «las mejores piernas» y la top brasileña quedó encantada con la propuesta. «Sus movimientos son increiblemente sexys y se acentúa con mis zapatos… o eso quiero creer». El fotógrafo Mario Testino se encargó de las imágenes de la campaña: instantáneas en blanco y negro que retratan «la relación de una mujer» con su calzado y sacan «el lado más masculino» de Gisele.

Testino y las famosas han hecho grande el nombre de Weitzman, que también se ha asociado a la prestigiosa arquitecta iraquí (y londinense de adopción) Zaha Hadid. Ella diseñó la tienda que la firma abrió en septiembre de 2013 en la icónica Vía Sant’Andrea de Milán, convertida en «una tienda insignia internacional». Hadid ha creado «un diálogo de geometría» (sic) que recuerda a una moderna nave extraterrestre como las que salen en el ‘remake’ televisivo de la serie ‘V’.Esa es su cara más vanguardista, pero Weitzman tiene muchas. Es también un empresario sensibilizado con las causas benéficas y hace tres años sacó una colección diseñada por ‘celebrities’ jóvenes como Scarlett Johansson y Olivia Palermo para apoyar la investigación del cáncer. Su rostro más personal le dibuja como un apasionado del tenis, del ping pong, de Australia… y del sol de España.