«

»

Oct 20

Uggs opiniones

suele llegar pronto a las reuniones y se sienta en silencio, esperando con un libro o unas notas. No la acompaña ningún séquito. Viaja ligera de equipaje con un solo bulto: una valiosa lección que ha aprendido de trabajar para organizaciones humanitarias y tener que saltar desde helicópteros en lugares remotos. Es educada y no se lamenta cuando está cansada o se encuentra mal. Sus prioridades siempre han estado claras. Cuenta con una única asistente personal (que en realidad es una de sus amigas más íntimas), tutores y un amplio equipo de confianza, quienes trabajan en casa en la educación de los niños, que no van al colegio. A menudo la familia se reúne en una suite de algún hotel o una villa y cenan juntos o ven alguna película.

Tanto Jolie como Pitt son muy activos en su papel como padres. Por ejemplo, durante el día libre de Jolie, llevaron a los niños a pasar la noche al zoo Taronga de Sidney en una visita organizada.En su enlace sorpresa, celebrado el pasado agosto en su casa del sur de Francia, todo el mundo colaboró. “Celebramos la boda entre todos —me cuenta—. No había tarta, así que Pax hizo una. Los niños elaboraron unos pequeños cojines para las alianzas, y Knox practicaba con una bellota que se le caía todo el rato del cojín. La madre de Brad [Jane Pitt] recogió unas flores del campo e hizo guirnaldas”. Los niños les ayudaron a escribir sus votos. “No esperan que no nos peleemos nunca, pero nos hicieron prometer que siempre pediríamos perdón si nos peleábamos. Nos preguntaron: ‘¿Lo haréis?’, y nosotros respondimos: ‘¡Vale!’.

Para quienes los conocen es como si llevaran casados mucho tiempo: se demuestran su estima, respeto y afecto y a menudo se hablan utilizando apelativos como “cariño”. ¿Siente ahora que han iniciado una relación diferente? “Sí, es distinto —reflexiona—. Es agradable ser marido y mujer”.Hace poco más de un año, Brad Pitt, cuando aún era su prometido, protagonizó otra película ambientada en la Segunda Guerra Mundial, Corazones de acero, casi al otro lado del planeta, en Inglaterra. Entonces, ambos se dedicaron a intercambiar notas manuscritas —que se enviaban por correo postal—, porque eso era lo que hacían las parejas durante la guerra. Ese tipo de detalles y de autenticidad son importantes para Jolie. En Bosnia, durante el rodaje de En tierra de sangre y miel, se entrevistó con corresponsales de guerra para cerciorarse de que en la película se los retrataba fielmente.