«

»

Oct 21

Uggs para bebes

El país se ha visto sacudido por una crisis política tras protestas multitudinarias y violencia callejera, pero Jolie parece no inmutarse. Después de la cena —sushi y yakitori a la parrilla—, Jolie regresa a su hotel, se quita los tacones y come nachos mientras ven el Mundial de fútbol en la tele: Holanda-España. De vez en cuando Pitt jalea y grita. Un amigo entra en la habitación para preguntarle a ella sobre la preparación del equipaje de la familia. Su hija Zahara entra y se inclina hacia ella. “¿Qué pasa, cariño?”, le pregunta Jolie. Pegando la cara a la de su madre, Zahara le cuenta un secreto que da pie a una carcajada. Más tarde, Jolie, imitándola, dice en voz baja: “Me ha dicho que Mad se está besando con su novia”. En esos momentos, antes que trabajadora humanitaria, directora o estrella de Hollywood, Jolie es, ante todo, madre.

En 2005, la actriz, de entonces 29 años, concedió una extraordinaria entrevista a Vanity Fair. Fue extraordinaria porque la Angelina Jolie de hace diez años no es la misma mujer que tengo sentada ante mí, serena e intelectualmente segura. En aquella época hablaba sobre sexo, sobre su pasado sentimental, sobre sus escándalos y sobre su exmarido, Billy Bob Thornton. Actualmente, habla con todo detalle de cómo hacer que los gobiernos reaccionen y reconozcan a las víctimas de violencia o de cómo gestionar la impunidad de manera que la violación no se utilice como arma durante la guerra. Casi parece senadora o diplomática. Eso sí, mientras habla, bebe a sorbos un mojito.

Jolie me llama mientras rueda su nueva película, By the sea. Como siempre, está haciendo varias cosas a la vez. No solo dirige a Brad Pitt (“Algunos amigos nos han dicho que estamos locos… Una película sobre un matrimonio que está pasando por una mala racha… y yo lo dirijo a él”), sino que ella misma también protagoniza la cinta junto a la actriz francesa Mélanie Laurent. Es su primer día de rodaje, y los niños están allí. Durante el fin de semana, un contingente de la ONU viajará a Malta para gestionar cómo reducir los incidentes de los inmigrantes que mueren en el mar, y Jolie se reunirá con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres. Y, sin embargo, Jolie quiere charlar sobre Louis Zamperini, sobre la edición final de Unbroken, sobre la situación de los refugiados sirios, sobre el ISIS y los brutales asesinatos de los periodistas James Foley y Steven Sotloff. (En una ocasión, ella misma interpretó a la viuda del reportero asesinado Daniel Pearl, Mariane Pearl, en la película de Michael Winterbottom Un corazón invencible).